Tan sólo una marca como Clarks puede ofrecer cada temporada colecciones inspiradas en las últimas tendencias, además de la auténtica artesanía zapatera perfeccionada a lo largo de los años. Como líderes mundiales en calzado para el día a día, Clarks diseña, innova, produce y vende más de 50 millones de pares de zapatos cada año.

Nuestra historia comenzó en Reino Unido hace casi 200 años, en 1825 cuando los hermanos Cyrus y James Clark hicieron una zapatilla a partir de cortes sobrantes de piel de oveja. En ese momento fue algo rompedor; una combinación de innovación y artesanía que ha permanecido en el corazón de lo que hacemos. Y aunque ahora, como siempre, cada par de nuestros zapatos comienza con una horma tallada a mano de un solo bloque de madera, la incorporación de técnicas avanzadas de montaje junto a nuevas tecnologías y materiales, nos ayudan a entregar la "perfección hecha a medida" para el mundo moderno.

Leonardo da Vinci describió el pie humano como "una obra maestra de la ingeniería y una obra de arte". Y para asegurarnos de que podemos cuidarlo mejor que nadie, lo hemos estudiado a fondo. Desde los primeros pasos a la vejez. Hemos examinado la forma en que se desarrolla. Hemos estudiado su biomecánica, la forma en que se mueve en función trabajo, descanso y juego. Y hemos averiguado lo que se necesita para mantener los pies sanos y felices. Lo que hemos aprendido es lo que nos ayuda a crear los zapatos perfectos para ti.

Hoy en día, Clarks se ha convertido en un negocio global que vende zapatos en más de 35 países en todo el mundo. A Uruguay llegó en el año 2012 de la mano de Stadium con la intención de ofrecer zapatos de hombre que, además de diseño, tuvieran tecnología para que sean confortables. Un nicho que hasta el momento estaba desatendido a nivel local. 

Para el año 2015, Clarks inauguraba su propia tienda en el primer nivel de Punta Carretas Shopping con una variada propuesta unisex orientada a la experiencia de compra. 

Mientras que continuamos creciendo e innovando, nunca dejamos de tener presentes los valores que nos han hecho el negocio que somos hoy: tratar a nuestros clientes, socios, proveedores y colaboradores con honestidad, integridad y respeto.